dijous, de maig 11, 2023

diumenge, de maig 07, 2023

stardate: the sea change

 





Puedo despertarme de tres formas. Una, como si me sacasen de un agua profunda y mansa para arrojarme a una orilla pedregosa; encallo y me despierto con el choque, noto la luz del día áspera e incierta bajo los párpados y mis huesos acusan el dolor de años de naufragio. La segunda es cuando fondeo como un barco que amarra en la mañana con tanta delicadeza que ni el recuerdo de mi último sueño se desmorona; recalo en la realidad tan dócilmente que apenas puedo creer que haya llegado. Y hay una tercera forma, cuando muy despacio, de manera casi imperceptible, creo encontrarme tendida sobre una arena cálida, con el agua deslizándose bajo mi cuerpo y dejándolo abandonado a una deliciosa lasitud.

Estoy desfasado: me siento a la vez inútil e indiferente.

Él dice que la experiencia es como la comida y que, si el organismo funciona bien, utiliza un parte de ella para nutrirse y debe eliminar el resto. Dice que la mayoría de las personas infelices son aquellas que no pueden deshacerse de las experiencias inservibles.

Es como si hubiera dos tipos de vida, entonces, y cuando parece que no ocurre apenas nada es cuando uno tiene una vida interior más intensa.

Entonces pensé que la emoción era inútil. Ese es mi problema: no tengo casi ninguna emoción auténtica, sino solo horribles sustitutos, figuraciones intelectuales y frustraciones físicas.

Es decir, damos tremendamente por sentado lo que somos. Desarrollamos ciertos músculos y ciertas partes del cerebro, pero el resto lo llamamos suerte, instinto o mala suerte. No nos cuestionamos qué más somos aparte de músculos y cerebro, y desde luego no nos preguntamos lo que podríamos ser. Nos comportamos como productos prefabricados que intentan agarrarse a los cambios según las circunstancias, como si estas fueran los únicos factores variables de nuestras vidas.

...; hoy en día mis emociones rara vez van más allá de la ansiedad, la irritación y, en ocasiones, la compasión.

... la vida es una cordillera de granos de arena ...



dimecres, de març 29, 2023

stardate: ursula k le guin

 

Algunos pensamientos y sentimientos se avinagran muy rápidamente y deben desecharse de inmediato. Algunos siguen fermentando dentro de la botella hasta que estallan provocando una explosión de astillas asesinas. Pero un sentimiento con cuerpo, con un buen corcho, solo se hace más profundo y complejo mientras reposa en el fondo de la bodega. Lo difícil es saber cómo destapar la botella.


Ursula K. Le Guin

dilluns, de febrer 13, 2023

divendres, de gener 27, 2023

stardate: vidas breves

 



Entonces no sabía que no era necesario casarse con todos los hombres de los que una se enamora.

Sentía una extraña libertad, y empezaba a ver que algunas de mis obligaciones eran imposiciones mías y que podía tomármelas menos en serio.

Me estaba haciendo mayor y evitaba lamentarme. Puede que evitara lamentar no haber sido querida.

Si era libre era porqué nadie me necesitaba, porqué algo había fallado.

Tenía un lado claramente masculino que se manifestaba en su negativa a albergar falsos miedos y esperanzas, en la imparcialidad con que evaluaba sus talentos y atributos, en su objetividad y su competencia profesional y en su egoísmo recalcitrante. Era una mezcla inestable de cálculo y estupidez. Yo, en comparación, me sentía idiota, torpe, vulnerable y ahora también moralmente cansada.

Entonces me sentía como una niña, perpleja, aunque ya no tenía edad para eso. Mi infantilismo, que persistía a pesar de las pruebas de envejecimiento de mi cuerpo, resultó ser mi enemigo hasta el final. Porqué había llegado el final de algo, y yo lo sabía. No más ilusión, no más expectativas, no más poder. Los viejos no tienen poder. Me vi reflejada en un escaparate cuando volvía despacio, más despacio que de costumbre, a Drayton Garden. Mi imagen me recordó a alguien a quien llevaba mucho tiempo sin ver. No me reconocí hasta que llegué a casa, cuando me estaba cepillando el pelo delante del espejo. Me parecía a mi madre.

De joven una todavía puede aspirar a lo sublime. La vejez sabe que ese es un bien desgarradoramente escaso y que probablemente siempre lo fue.

'El secreto de una buena vejez no es otra cosa que un pacto honrado con la soledad.'             Gabriel García Márquez





dilluns, de gener 23, 2023

stardate: memòria de noia

 



És la vergonya de l'orgull d'haver estat objecte de desig.

I què hi ha de la vergonya d'haver estat bojament enamorada d'un home, d'haver-lo esperat darrera la porta que ell no ha obert, d'haver estat tractada de 'guillada' i de 'puteta'? Me n'ha purificat El segon sexe o al contrari m'hi ha submergit encara més? Opto per la indecisió: haver rebut les claus per comprendre la vergonya no proporciona el poder d'esborrar-la.

És cert que he escollit això, però dir que realment ho he escollit és una altra cosa, ¿no et sembla que més aviat ens veiem arrossegats pels esdeveniments?

I, en definitiva, la demostració edificant que el que compta no és el que ens passa, sinó el que en fem.

No m'interessa la cultureta, només hi ha una cosa que compta per a mi, fixar la vida, el temps, comprendre i gaudir.

És l'absència de sentit del que vivim en el moment en que ho vivim el que multiplica les possibilitats d'escriptura.




divendres, de gener 13, 2023

stardate: simple passion




(Even now, rereading those first pages has the same distressing nature as seeing and touching the towelling bathrobe he used to slip on at my place, and take off just before he got dressed to leave. There is one difference, though: these pages will always mean something to me, to others too maybe, whereas the bathrobe - which matters only to me - will lose all significance one day and will be added to a bundle of rags. By writing this, I may also be wanting to save the bathrobe from oblivion.)

( ... Sometimes I wonder if the purpose of my writing is to find out whether other people have done or felt the same things or, if not, for them to consider experiencing such things as normal. ...)

*For want of a better solution, I have switched from the past to the present, although it is impossible to establish the demarcation line between the two tenses. I am incapable of describing the way in which my passion for A developed day by day. I can only freeze certain moments in time and single out isolated symptoms of a phenomenon whose chronology remains uncertain - as in the case of historical events.

To go on writing is also a means of delaying the trauma of giving this to others to read. I hadn't considered this eventuality while I still felt the need to write. But now that I have satisfied this need, I stare at the written pages with astonishment and something resembling shame, feelings I certainly never felt when I was living out my passion and writing about it.

The man who returned that evening wasn't the man I was carrying inside me throughout the year when he was here, and when I was writing about him. I shall never see that man again. Yet it is that surreal, almost non-existent last visit that gives my passion its true meaning, which is precisely to be meaningless, and to have been for two years the most violent and unaccountable reality ever.

When I was a child, luxury was fur coats, evening dresses and villas by the sea. Later on, I thought it meant leading the life of an intellectual. Now I feel that it is also being able to live out a passion for a man or a woman.